¿Has tenido alguna vez una decepción durante un viaje al llegar a tu alojamiento?¿Algo paso y no fue lo que esperabas? Montarse un viaje no es una tarea tan fácil si quieres evitar cualquier sorpresa. A mí me ha pasado muchas veces pero a través de una serie de pautas he conseguido disminuir el número de malas experiencias.

La oferta de hostales, hoteles, apartamentos o guesthouses para viajeros, sean o no mochileros, es tan variada hoy en día que tienes muchas opciones para la elección de tu habitación ideal o una habitación que se adapte a tus gustos.

Además, gracias al universo de la compra o reserva online, tienes innumerables herramientas que te facilitan el proceso, como webs de venta online, comparadores y lo que ello conlleva, que son opiniones de otros viajeros que han disfrutado una buena estancia o padecido algún dolor de cabeza por una mala elección.

Aunque seas de los que entra en el primero que encuentra o en el más barato también te cuento cosas que te pueden ser de utilidad.

Yo no pretendo decirte cual es lo mejor manera, pues la mejor manera yo no la conozco, y si alguien la conoce agradecería me la explicara. Lo que sí que intentaré es citarte una serie de puntos que tienes que tener en cuenta y pensar en ello antes de elegir donde pasar la noche para disminuir así el número de sorpresas ingratas al hospedarte.

Yo he cometido algunos errores que me han llevado a dormir en sitios en donde no ha sido lo que me esperaba, pero siguiendo algunas pautas he conseguido disminuir el número de estancias negativas, y en algunos casos, si ha sido negativa ha sido porque me la he buscado. Y entiéndase como “me la he buscado” como aquellos casos que la relación calidad-precio es la que me esperaba o es relacionada, es decir, ¿pagas poco? Pues poco tendrás, no siempre, pero muchas veces. No es una cosa que la haya aprendido de un día para otro, pues para llegar a estas conclusiones he tenido que tropezar muchas veces.

como elegir alojamiento viajar

1.- No seguir a rajatabla los alojamientos de las guías de viaje.

Las guías de viaje son una buena ayuda, toda información es siempre valiosa, pero las guías de viajes, al igual que este mismo escrito, están realizadas por un viajero, en algún caso revalidada por otros viajeros, pero muchas veces son experiencias personales y no tiene el porqué ser la normal general.

Algunos de los establecimientos han sido muy cordiales con los dichos viajeros sabiendo de antemano de que persona se trataba, y algunos escritores han sido muy benevolentes con el alojamiento pues la relación o la cordialidad entre ambos durante la estancia ha sido muy buena.

Te pongo un ejemplo.

Ahora mismo me encuentro escribiendo estas líneas en Myanmar, en Hpa-An y me estoy alojando en una de las casas de huéspedes que vi recomendada en una guía, pues si llegas a ciertas horas de la madrugada, en esta zona es un poco más difícil encontrar una habitación libre o una guesthouse “abierta”.

Me encuentro en una casa de huéspedes en donde el trato personal ha sido fantástico, como  viene siendo normal en Myanmar, la gente es majísima y ayudan en todo lo que pueden y más, pero la relación calidad precio es horrible, además de estar hablando de una casa de huéspedes en donde la pintura de las paredes se cae a trozos, el agua de la ducha sale a gotas y el aire acondicionado hace el mismo ruido que un tractor. He pagado 16€ por ella, que aunque Myanmar no es tan barato como otros destinos del sudeste asiático, me parece una barbaridad por una habitación que se “cae” a trozos.

Para mañana he visto alojamientos por 10€ de mejor calidad, con aire acondicionado y baño en la habitación que no sale en mi guía de viaje. En cambio en el que estoy ahora sí.

¿Volvería a donde estoy ahora? No, en Bangkok he estado en hostales “capsula” de última generación y he pagado 10€ o poco más, mucho mejores que esta habitación privada.

Por lo tanto: ¿Guías de viaje? Sí, pero no te conformes con eso. El aparecer en una guía de viaje importante también hace que el precio del alojamiento suba. Usa otras herramientas para la búsqueda o lo que te explico en el punto 2.

2.- Analiza bien las opiniones sobre alojamientos.

img10 (1)

Las opiniones de ciertas páginas son de buena ayuda, pero debes ampliar el abanico de opiniones que lees sobre un determinado establecimiento. Si te focalizas solo en la puntuación general o en las primeras opiniones estás cometiendo un error.

¿Porque?

Señor X ha leído que el hostel “Xavi” tiene una puntuación de 10. Ha leído una crítica en donde pone que la ubicación es ideal, es barato y que Xavi es muy simpático.

El señor X llega al hostal y se da cuenta de que es un hostal con baño compartido y habitaciones pequeñas. Señor X es un hombre que busca más confort, se enfada, y pone una crítica negativa en plan:

“Las habitaciones eran pequeñas, el baño era compartido y los jabones que regalan no son de marca.”

La nota que pone el señor X es un 4 sobre 10.

¿Pero que pasa aquí?

Que el hostal Xavi, pues es eso, un hostal, vale 5€ la noche y está en pleno centro. Las habitaciones son pequeñas pero limpias, varios baños compartidos y te ofrece toalla y jabón. Para mí, que soy más de viajar barato y con mochila, esto es un 10 y así escribiría yo la crítica.

¿Qué te quiero decir con esto?

Pues que tienes que contrastar varias críticas, no te quedes ni con la nota media ni con dos críticas, sean positivas o negativas. Analiza el porqué de bien o el porqué de mal y tú mismo llegarás a la conclusión de lo que puedes aceptar y lo que no, y tendrás una mayor idea de lo que te puedes encontrar al llegar a tu alojamiento.

3.- Intenta que tu habitación no esté cerca de zonas comunes.

Este punto se aplica más a mochileros. El estar cerca de zonas comunes puede conllevar un pequeño problema: los ruidos.

Está claro que no puedes pretender que si tú te vas a dormir a las 22:00 todo el mundo lo haga. Muchos viajeros disfrutan conociendo gente y aprender de ellos mientras viajan solos. Tienen charlas, se toman unas cañas y se dan consejos mientras echan unas risas. Si tu habitación está cerca de alguna zona común puedes llegar a molestarte por los ruidos. Evita que te metan en una habitación cerca de espacios comunes como el lobby del hotel o que dé a algún balcón que se pueda trasformar en un espacio común improvisado.

4.- Si eliges habitación compartida ten en cuenta el número de camas.

como elegir alojamiento viajar

 

Con esto no quiero decir que elijas una con más camas u otra con menos camas eso lo tienes que elegir tú según tus preferencias pero tienes que tener en cuenta una serie de cosas.

Una habitación con más camas significa más gente y muchas veces en las habitaciones compartidas puedes establecer una buena relación con otros viajeros, pero por el contrario, y por estadística, puedes sufrir más los ronquidos de alguien, gente hablando y los ruidos de la gente entrando y saliendo más a menudo que en una habitación más pequeña.

Una habitación más pequeña, con menos camas, reduce la posibilidad de encontrar algún viajero que encaje más con tu estilo, aunque siempre te queda el lobby o los espacios comunes, y por otra parte reduces los ruidos con los que te puedas encontrar.

Todo esto debe ser valorado por cada uno, y yo solo te quiero decir que lo tengas en cuenta.

5.- Centro de la ciudad, centro turístico, o zona de más ambiente turístico.

como elegir alojamiento viajarSon tres cosas muy diferentes y que también debes andarte con ojo pues no es lo mismo ni tiene porque estar ligado.

Muchas ciudades o pueblos tienen los tres espacios bien diferenciados y aunque en la búsqueda de hotel busques por centro de la ciudad, este no tiene porqué significar que sea el centro turístico o el centro de ocio del lugar.

Elige bien la zona teniendo en cuando en donde realmente quieres alojarte, cerca de donde quieres estar.

6.- Lee bien las características del hotel y de la habitación.

No te conformes con las del hotel, pues después puedes encontrarte con alguna sorpresa por no leerte las características de la habitación.

No todas las habitaciones tienen que tener, por ejemplo, aire acondicionado o baño dentro. Muchas veces o la mayoría de veces los precios dependen de si la habitación tiene aire acondicionado o ventilador, o baño compartido o privado.

7.- Cuidado con las fotografías.

 

Hay muchos hoteles que usan fotografías estándar y otros que fotografían sus mejores habitaciones. En muchos casos las fotografías cambian según la habitación, en otros casos no. Tenlo en cuenta y que tus ojos (o el hotelero) no te engañen.

8.- Ojo con las distancias.

como elegir alojamiento viajar

En algunas ciudades los centros históricos o los centros turísticos son muy extensos y aunque algunos alojamientos estén incluidos en “centro histórico” o “centro de la ciudad” por ejemplo, puede que no estén en el centro del centro histórico y que este muy alejado. Aquí es donde también tenemos que tener en cuenta el punto número 9 y mirar bien en, por ejemplo, google maps, donde se encuentra el hotel.

 

9.- Medios de transporte públicos cercanos.

como elegir alojamiento viajar

Quizás porque nuestro presupuesto no nos lo permite no podemos estar en pleno centro ya que los alojamientos tienden a ser más caros. Si este es tu caso el siguiente consejo es que cuando elijas el hotel intentes que el hotel tenga una parada de trasporte público cerca. Tampoco es cuestión que nos dejemos los ahorros en taxis.

La mayoría de veces el transporte público más barato suele ser el autobús, pero también, dependiendo de la ciudad, puede ser caótico el llegar a nuestro destino pues el trafico ralentiza mucho. De aquí que mi consejo es, que si la ciudad tiene metro, busques que haya una parada lo más cercana posible.

10.- Tómatelo con calma.

Como has visto, si no quieres tener sorpresas a la hora de elegir alojamiento tienes que tener varias cosas en cuenta, con lo cual no tengas prisa. Revisa, compara y haz tu propia idea de lo que esperas encontrarte al llegar. Si te has parado a reflexionar sobre todos los puntos anteriores rara vez te encontrarás con sorpresas.

Compara y no dejes de comparar de página en página. Si te subscribes al blog de El Viajero Inquieto recibirás en PDF 60 consejos que me hubiera gustado saber para no liarla en mis viajes y una Super Guía de webs que te ayudarán a comparar.

Espero que estos pequeños consejos te sean de utilidad. Para mí lo han sido, y pocas veces me equivoco con la selección del alojamiento.

¿Tienes algún consejo más? No dudes en comentar y compartir tu sabiduría viajera.