Si estás planeando un viaje a Escocia con niños llegaste al blog de viajes en familia indicado.

Para el artículo de hoy he invitado a toda una experta en Escocia. Marta, lleva viviendo varios años allí y ha escrito este post lleno de planes molones para disfrutar de Escocia en familia además de un buen puñado de consejos para que vuestras vacaciones familiares en Escocia sean todo un éxito. Os dejo con ella.

Hola, hola, soy Marta Sanz de Tu guía en Escocia (www.tuguiaenescocia.com) y hoy tengo el honor de que Tamara, Fran y Oliver me hayan abierto las puertas de su casa y os pueda traer estos 10 planazos para disfrutar de tu viaje a Escocia con niños.

Que vas a encontrar en esta Guía de viaje

Escocia con niños ¡10 planes molones + Consejos!

Viajar a Escocia con Niños. Pinterest.

Escocia es, para muchos, el destino soñado. ¿Y cómo no va a serlo? Si cuando piensas en este país, solo te vienen a la cabeza castillos en ruinas, paisajes verdes, valles encantados o lagos profundos y misteriosos. Y, por supuesto, también héroes, reyes y reinas, y muchos seres fantásticos más.

Con esta presentación, queda claro que Escocia es un destino perfecto para los niños (y los no tan niños). Por lo tanto, si quieres viajar con niños a Escocia y no sabes que opciones hay, ¡prepárate! Porque aquí te traigo 10 planes molones que hacer peques que disfrutareis toda la familia.

1. IMPRESCINDIBLE: Id al Museo Nacional de Escocia

Que hacer en Escocia con niños_

Ya sé lo que acabas de pensar: “¡Jo, Marta! ¿un museo?”

Muchas veces, tenemos en la cabeza un tipo de museo que no nos representa. Y menos si viajamos con niños. Por eso, en ocasiones, visitar cualquier museo se convierte en algo un poco delicado.

Cierra los ojos e imagina un lugar donde, nada más entrar, te encuentras con un gran espacio en el que desde el techo cuelgan coches, aviones o animales.

Este es el Museo Nacional de Escocia, un auténtico espectáculo. Estoy segura de que os fascinará a todos. Además, es ideal para los peques, puesto que pueden jugar, inspeccionar, probar, tocar, etc. En definitiva, es fantástico. 

  2. Únete a un tour especialmente pensado para niños en Escocia.

Por mucho que los guías intentemos adaptar nuestro vocabulario, la mayoría no hacemos tours pensados para los peques, y eso se nota. Por ejemplo, mis tours de la ciudad son para todos los públicos. Y normalmente, cuando tengo niños adapto el lenguaje. Pero eso no es lo mismo que crear una ruta en la que los niños sean los protagonistas. Así que te recomiendo que busques actividades especiales que puedan hacer los niños en Escocia, o lugares pensados para ellos.

Quizá, el único problema de este punto es que la gran mayoría de tours pensados para los peques están en inglés. Pero, visto por otro lado, es una manera de practicar este idioma. Ya que, en la actualidad, es muy importante y el día de mañana puede facilitarnos mucho las cosas.

Otra opción es realizar un tour en privado, para ti y tu familia, yo ofrezco mis servicios como guía en Escocia, así que podríamos organizar lo que necesitaras.

3. Encuentra el acceso al mundo de las hadas, elfos y demás seres fantásticos. Rutas por bosques mágicos: Doon Hill

Viajar a Escocia con niños

Escocia está llena de lugares que te invitarán a dejar volar la imaginación, por lo que cualquier paseo se puede convertir en algo mágico. Pero, si además recorres uno en el que podrás llegar hasta la puerta de acceso al mundo mágico de los elfos, las hadas y otros seres fantásticos, ese paseo se convertirá en algo único.

Así que no lo dudes e incluye el recorrido por Doon Hill. Está ubicado cerca de Aberfoyle, en el parque nacional de los Trossachs y el Loch Lomond. Es un recorrido muy sencillo, y dura una hora aproximadamente. En él, irás encontrando casitas talladas para hadas, cintas colgando de los árboles, etc. a cada paso del camino. Imagina la cara que pondrán los peques cuando descubran todos estos rincones y las hadas se les aparezcan donde menos se lo esperen.

4. Recorre Escocia en autocaravana. Esto sí que es un viaje de aventura.

Viajar a Escocia con niños

¿Qué puede haber más molón que hacer una ruta en caravana, campervan o autocaravana? Da igual el tipo de vehículo en el que vayas, lo que molará es la experiencia de viajar de una manera diferente. Una experiencia en la que podrás parar donde más te apetezca, comer en rincones mágicos y despertar en entornos que no ofrecen ni los hoteles de cinco estrellas.

Y si dudas de lo que digo, sigue a Tamara, Fran y Oliver en Instagram. Así, podrás comprobar que es la mejor manera de disfrutar de un país.

Además, Escocia es el país perfecto para recorrer en caravana. Hay una buena red de campings,para dormir puedes parar en casi todas partes y tienes baños públicos en la mayoría de los pueblos. Y, por supuesto, disfrutarás de paisajes maravillosos que te invitarán a soñar. ¡Será una gran aventura para toda la familia!

Leer más: Consejos para viajar en furgoneta camper con bebé.

5. Conviértete en un príncipe, princesa, rey o reina. O lo que es lo mismo: ¡DISFRACES!

En todos los castillos y museos, encontrarás una sección especial para los niños. En ella, encontraréis actividades como pintar, descubrir y tocar.

Sin embargo, lo más divertido es que también encontrarás una sección donde los peques (y los mayores también) nos podamos… ¡perdón!, se puedan disfrazar. Así que ya sabes, no te vayas de esos sitios sin encontrar esta sala.

6. Haz una excursión, o incluye en la ruta algún lugar donde se vean animales. ¡Un éxito asegurado!

Que hacer en Escocia con niños

En todos mis años de guía por este país, me he dado cuenta que da igual que sea el animal más exótico o el más común, es ver un animalillo y TODOS nos deshacemos en: ¡ooh!, ¡ahh!, ¡qué mono! Así que imagínate realizar una excursión donde el objetivo principal sea disfrutar de la fauna del país.

En Escocia, no dudes en incluir una excursión de este tipo. Ya sea de solo una hora o de un día entero. Aprovecha y disfruta al conocer a los diferentes animales que hay en el país.

Si vais a recorrer Escocia en coche de alquiler podréis parar una y mil veces para ver a las vacas peludas. También puedes ir expresamente a conocer a los divertidos y adorables frailecillos, o realizar un recorrido en barco para ver focas. Sea como sea, incluye una parada o excursión para ver a los animales de Escocia, eso sí, siempre siendo un turista responsable. La felicidad que nos da este tipo de actividades es increíble, así que imagínate a los más pequeños de la casa.

7. Descubre las historias de los grandes héroes, reyes y reinas escoceses

Si hay algo que tiene Escocia, son cuentos, leyendas y mucha historia. Así que, no importa si es en grupo, con guía privado o por vuestra cuenta: no dudéis en descubrir estas fantásticas historias. Lógicamente, siempre será mejor que te lo cuente alguien con pasión. Pero, para que vayas haciendo boca:

¿Sabías que…

  • … en Escocia se encuentra la puerta de acceso al mundo de las hadas, elfos y más seres fantásticos?
  • …Edimburgo es la ciudad en la que se encuentran algunos de los lugares más embrujados del país?
  • …al recorrer tierras escocesas, has de abrir bien los ojos? Y es que quizá puedas ver algún pixie, selkieo kelpie. ¿Que qué que son? Ven y descúbrelo.
  • …el verdadero Braveheart (Corazón valiente) no fue William Wallace, si no Robert the Bruce?
  • …en Escocia, los haggisruedan por las colinas y la lluvia es en verdad whisky? Ups, aquí ya empieza a coger color de adultos.

Pues lo dicho, aquí hay cientos de historias para niños (y no tan niños).

8. Sube al tren de Harry Potter y deja volar la imaginación hasta lugares insospechados. 

Si tus peques son fans de Harry Potter (o lo eres tú), no dudes en subir al Expreso de Hogwarts,más conocido como “The Jacobite”. Es un tren con el que podrás recorrer un trayecto de un par de horas desde Fort William hasta Mallaig. Pasarás por el viaducto de Glenfinnan, que es el que aparece en las películas de Harry Potter (casi siempre que sale el Expreso de Hogwarts en pantalla).

Y si no quieres subirte al tren, no te pierdas el espectáculo de ver pasar al tren desde abajo. Hay dos sitios desde donde puedes hacerlo:

  1. El mirador del National Trust: desde él, verás el tren y el Loch Shiel. Personalmente, me parecen unas vistas impresionantes.
  2. Otro lugar desde el que solo verás pasar el tren está unos pocos metros. Después un camino fácil de unos 7-10 minutos, subirás hasta un punto desde el que podrás ver pasar al tren a poca distancia. ¡Casi podrás tocarlo!

Ambas opciones son una maravilla. Eso sí, ten en cuenta las horas a las que pasa el tren. Aquí te indico las que tenían publicadas en 2019, pero ante la duda, escribe un correo electrónico al National Trust para que te lo confirmen.

Por cierto, en verano id con algo de tiempo. El lugar se satura a las horas en las que pasa el tren. Y, por favor, no aparques en medio de la carretera, por mucho que otra gente lo haga. 

9. Haced un picnic en Linlithgow y, quizá, id a ver una justa medieval.

Personalmente, el entorno del Palacio de Linlithgow me tiene maravillada. Con los restos del palacio, el césped y la orilla del lago de Linlithgow, es un lugar que está gritando: ¡pícnic! Tiraos en cualquier parque o jardín para disfrutar del aire libre sin remordimientos. También podréis comer en el exterior.

Si decidís acercaros a ver si realmente merece la pena el Palacio de Linlithgow, también podréis disfrutar de lo que queda del espectacular palacio. Ahí nació María Estuardo. Además, las vistas desde las torres son espectaculares, y es muy posible que estéis casi solos.

Si coincidís con las justas medievales que celebran allí, el día se convertirá en algo único. Son anuales, y son geniales. Eso sí, el palacio estará llenísimo de gente. Sin embargo, ver a los caballeros, los caballos y el ambiente merecerá la pena.

Por cierto, también puedes bordear el lago. Es un recorrido de una hora o así, y es súper fácil. Por el camino, podrás ver patos, cisnes y el palacio desde sus diferentes perspectivas.

 10. Viaja en el tiempo en el Highland Folk Museum

planes en escocia con niños

 Y dejo para el final lo que, a mi parecer, es de lo mejorcito. Si soy sincera, no descubrí este lugar hasta que llevaba cuatro años en Escocia. Pero en serio te digo que es un alucine.

El Highland Folk Museum tiene una milla, y vas a poder ver la evolución de la vida en las Tierras Altas de Escocia (conocidas también como Highlands) desde 1700. Desde la recreación de como eran los poblados de las Highlands, hasta los diferentes tipos de tiendas que había en las ciudades.

También podrás saber lo que se sentía al estar en uno de sus colegios. Que, por cierto, yo saqué un 9. Aunque eso sí, confieso que le regalé un paquetito de chuches al profe, je, je, je.

Además, podrás ver la evolución de las viviendas y, cómo no, de sus animalitos.

En serio te digo que si vas, dedícale al menos dos horas y aun así te quedarás corto. Es un lugar gratuito, pero funciona con donativos. Por favor, sé generoso, ya que la labor que hacen es impresionante. Piensa que, a veces, pagamos 10-15 libras por entradas que no merecen la pena. Pero, en serio, este lugar es una maravilla.

 

Consejos para disfrutar al máximo de estos planes molones en Escocia con niños.

Hay veces que, de forma natural, nos sale esa vena “mamá” y empezamos a dar consejos. Pues a pesar de que aún no soy mamá, me parece imposible acabar este artículo sin daros esos consejos que os ayudarán a preparar mejor el viaje con niños a Escocia.

Por cierto, a pesar de no tener niños, mi experiencia como guía que me ha llevado a viajar bastante con peques. Y, gracias a mi asesoría viajera,  he preparado muchas rutas para mamás y papás. Por este motivo, permíteme que te dé estos consejos si vas a viajar con niños a Escocia. Quizá son muy lógicos, pero siempre vale la pena recordarlos.

1. No te olvides del protector de sol y el antimosquitos.

Si quieres, no es necesario que lo traigas de casa. Pero al llegar aquí, ten en cuenta que estamos muy al norte y cuando sale el sol es bastante intenso. Si bien no sudarás a mares, tu piel lo notará. Además, recuerda que aunque esté nublado, el sol es dañino igual. Así que protégete a ti y a toda tu familia.

Por otro lado, sí, he dicho antimosquitos. Y es que en Escocia tenemos los que se conocen como midges. Y, aunque son muy pequeñitos, pican hasta el alma y son muy molestos. En esta web, te advierten de las probabilidades de que tendrás de encontrar midgesen tu camino.

2. Adapta el tour al ritmo del peque.

A veces, al preparar un tour queremos hacer mil visitas y acabamos olvidando que el ritmo de los peques es diferente al nuestro. Al final, cuando ves que no lo puedes hacer todo, te acabas decepcionando.

Mi consejo es que, a medida que vayas creando tu ruta, intentes combinar actividades para todas las edades. Y, si tienes que hacer solo dos visitas al día, hazlas. Más vale visitar poco, pero que lo disfrutéis, a ver muchos lugares y que os agobiéis.

Leer más: 7 consejos para viajar por Europa con niños.

3. Ten en cuenta las horas de apertura y cierre de los castillos y monumentos.

Mientras estés preparando tu ruta, ten en cuenta que los castillos y museos tienen unos horarios un pelín ajustados. Así que adapta la ruta en consecuencia. Yo siempre voy primero a los lugares que tienen hora de cierre, y luego disfruto de las calles de una ciudad o de la naturaleza del lugar al que visito.

4. Apuesta por apartamentos para alojarte en Escocia con niños.

Aunque los apartamentos turísticos dañan mucho a la gente local y se convierte en un negocio que en muchas ocasiones roza la ilegalidad, reconozco que es un tipo de alojamiento que me encanta. Y, si viajas con niños, es mucho mejor.

Poder alojarte en una casa te da una libertad y un espacio que del que muchos hoteles carecen. Sin dudarlo, yo apostaría por ellos para mi viaje. Otra ventaja es que puedes cocinar. Y, aunque de vacaciones es en lo último en lo que queremos pensar, comer todos los días fuera de casa acaba por no ser muy sano. Además, siempre se agradece poder hacer algo de verdura.

Si quieres que detrás de ese alojamiento haya la tranquilidad y la seguridad de una recepción, busca un “aparthotel”. En Edimburgo, tienes uno en el que se quedó una amiga. Cuando entré, por poco me mudo ahí: Fountain Court Apartment.

5. Recuerda que en los pubs no siempre se aceptan niños.

 No estamos en España, y aquí en la gran mayoría de pubs no os dejarán entrar con menores.

“Marta, pero si mi niña tiene 17” Da igual, no aceptan menores. “Pero Marta, que van con nosotros” Da igual, no aceptan menores. Digáis, lo que digáis, es la ley y cuando dicen que no, es que no. Pero, en muchos lugares, hasta las 20 h sí que pueden entrar los menores. Es pronto, pero al menos podréis disfrutar de algunos de ellos.

6. Ropa cómoda e impermeable o resistente al agua, una recomendación esencial para visitar Escocia con niños.

Qué momento más duro es hacer la maleta. Tener que pensar en lo que vamos a llevar cuando en casa estás a 40 grados es muy complicado. Pero tráete siempre la maleta del “por si a caso”, y recuerda que la lluvia está a la orden del día.  Así que si traes ropa impermeable, lo agradecerás mucho.

Decathlon puede ser tu gran aliado, y si no, aquí siempre tendrás Primark y Mountain Warehouse. Este último es excelente, y si coincides con las rebajas, seguro que acabas comprando algo aunque no lo necesites.

¡Ah!, por cierto el Mountain Warehouse tiene un merchandising sobre Escocia que es una maravilla como regalo.

Y en el caso de que vengas y haga sol, no te quejes porque has cargado cosas en vano: ¡sal y disfruta! Que es un bien muy preciado y habrá salido para darle color a tus vacaciones.

7. Lleva muda o ropa de recambio

Sí, ya sé que con niños es un básico, pero prefiero recordarlo. Ya sabes cómo son los niños. Y aquí se subirán a todos lados, se revolcarán por cualquier lugar y si ven una cuestecita con hierba, seguro que acaban haciendo la croqueta. Déjalos disfrutar y lleva ropa de recambio. Por cierto, unos calcetines para vosotros no irán mal, ya que como os diluvie lo agradeceréis mucho.

Este tip también tuvimos en cuenta durante nuestra Ruta por Austria en familia.

8. Escoge actividades en las que podáis disfrutar todos

Como no, otro básico incluir actividades que sabes que los peques van a disfrutar. Pero no os olvidéis de que vosotros también viajáis. Buscad ese tipo de actividades que grandes y pequeños puedan disfrutar al máximo. En este artículo, tienes 10 planazos, pero no son los únicos. Hay muchas más cosas para hacer y ver en con niños en Escocia.

9. Calcula siempre entre 20 y 30 minutos más en cualquier trayecto por Escocia con niños.

Esto es un consejo más allá de que viajes con niños a Escocia o no: recuerda que es un lugar nuevo por descubrir, conducirás por el otro lado y los paisajes escoceses son acaparadores. Pero además, encontraréis vacas, ovejas y más animalitos a cada paso, por lo que haréis paradas cada dos por tres. Calcula siempre unos minutos de más en los trayectos para que no vayáis muy justos. Y si tienes más preguntas, no dudes en consultar mi servicio de asesoría de viajes.

10. Sentíos como niños

Da igual que seáis los adultos responsables: vivid cada instante como si fuera el último. Y si hay que disfrazarse, hacedlo. Y si hay que hacer la croqueta, pues se hace. Cualquier viaje es mágico y especial, pero vuestra actitud es lo más importante.

Espero que este artículo te haya servido de mucha ayuda, y que aún tengas más ganas de descubrir Escocia con niños. Por cierto, si tienes cualquier pregunta déjamela en los comentarios que los iré contestando poco a poco.

 

Copia de Itinerario de viaje Islandia

Planifica tu viaje a Escocia con niños

trabajos para viajar

Descuentos para viajar a Escocia con niños por libre.

 5% de descuento en tu seguro de viajes Iati (el que usamos nosotros para viajar en familia):

Usa Booking para reservar hotel o apartamento en Escocia.

Encuentra los mejores precios de alquiler de coches aquí.

25€ de regalo para tu primera reserva en Airbnb.